Harina de garbanzo

La harina de garbanzo es una excelente alternativa a la harina de trigo, ya que no contiene gluten. Así que si eres intolerante al gluten, esta es una buena opción para ti.

Con esta harina puedes elaborar todo tipo de postres como bizcochos, galletas, también panes, y como siempre digo, experimentar es aprender.

Es una harina que no solo va dirigida a personas con celiaquía, también es para ti, si lo que te gusta es probar nuevos ingredientes.

Por su alto contenido en fibra y proteínas de alta calidad también se utiliza en pérdida y control del peso.

Conoce más sobre los garbanzos y la harina de garbanzos

Los garbanzos se originaron en el Medio Oriente hace casi 7.000 años. A menudo se utilizan con verduras, en sopas, estofados, ensaladas, salsas, pan, puré de garbanzos, hummus etc. Esta leguminosa rica en fibra adaptada al ámbito del mediterráneo con importantes cualidades culinarias y nutritivas.

La harina como tal se obtiene a partir de la trituración de los garbanzos. Básicamente se trituran los garbanzos secos directamente, el cual se convierte en un polvo fino de color amarillo, y con el sabor característicos del garbanzo.

Beneficios de la harina de garbanzos

La harina de garbanzos es rica en fibra y están llena de proteínas de alta calidad. Estos dos nutrientes mantendrá lleno durante más tiempo y, por tanto, controlar el hambre. Estos nutrientes esenciales que se encuentran en garbanzos, lo hacen ideal para la pérdida de peso y control de peso.

Incluyendo 3/4 de taza de garbanzos en tu dieta diaria puede ayudar enormemente disminuir el colesterol LDL (malo) los niveles de colesterol. Los garbanzos contienen dislipidemia que impide que la concentración de colesterol en sangre. Esto a su vez reduce el riesgo de enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares.

Ayuda  a la desintoxicación del cuerpo

La harina de garbanzos poseen altas cantidades de mineral y molibdeno. Estos son esenciales para la desintoxicación de compuestos de sulfito de productos alimenticios, frutas secas y incluso vino. Los compuestos de sulfito a menudo causan mareos, frecuencia cardíaca rápida, dolor de cabeza y otros síntomas desagradables. El molibdeno también limpia el hígado.

Alto contenido de fibra soluble

Otro beneficio muy ventajoso que tiene la harina de garbanzo, es su alta cantidad de fibra soluble. Esto ayuda a reducir el riesgo de enfermedades del corazón y estabiliza los niveles de azúcar en la sangre también. La fibra soluble actúa como una esponja y se limpia la bilis con colesterol malo. También le da a uno la sensación de un estómago lleno.

Excelente fuente de aminoácidos, minerales y demás nutrientes

Es una de las fuentes más ricas en aminoácidos, triptófano y serotonina. Los garbanzos juegan un papel vital en la regulación del estado de ánimo y el sueño. El consumo de triptófano en la noche hace sentir calma y pacífica.

Con la ayuda de los minerales y de manganeso que posee la harina de garbanzo, facilita el funcionamiento de las enzimas, producción de energía y de defensa antioxidante.

La cantidad de calcio que se encuentra en los garbanzos es equivalente a la de la leche y el yogur, por lo tanto, una buena fuente calcio para nuestros huesos.

Los garbanzos contienen alta cantidad de folatos o ácido fólico, considerado como el nutriente más esencial para una madre que espera. También es útil en el tratamiento de lesión de la médula y el desarrollo del cerebro fetal.

No contiene gluten

A diferencia de la harina de trigo,  la harina de garbanzo es una harina que no contiene gluten, por lo que es una excelente alternativa para personas intolerantes al gluten, personas que quieren experimentar nuevos ingredientes, personas que quieran perder pero o controlarlo.

Dónde comprar harina de garbanzos

La puedes encontrar en tiendas a granel, naturistas, ecológicas o de forma online. Te dejo una serie de productos que ofrece amazon.